domingo, 20 de junio de 2010

#10 – Cotización Temporal

LibreDeAlbedrio #010 - Cotizacion Temporal

Un viejo refrán popular dice que el tiempo vale oro, pero en la actualidad no necesitamos ser muy despiertos para darnos cuenta que el tiempo tiene un valor un poco variable según el caso, así que poniendo al día el dicho, somos capaces de citarlo de otra forma.

El tiempo vale oro para la compra y espejitos de colores para la venta.

Esto es algo bastante cierto si nos ponemos a pensar un poco, porque hoy en día conseguir tiempo libre se complica bastante para alguien que tiene que mantener una familia, llevar adelante una carrera, tratar de emprender un proyecto personal, y ni hablar si uno quiere hacer varias de esas cosas, porque te digo que si te metes en más de una vas a tener que ponerte una sonda que te inyecte cafeína pura en las venas, coserte los parpados y aprovechar los tiempos de trasporte entre una actividad y otra, o incluso los momentos que uno tiene que evacuar para tirarse una siestita que evite que te explote el cerebro cuando alguien por la calle te pregunte la hora y tengas que descifrar en ese estado zombi las agujas del reloj.

Sin desvariarnos más del tema, el hecho es que a uno le dan 24 horas al día, o incluso creo que menos, que hay que repartir para todas las tareas, entonces comencemos a sacar cuentas:

  • 8 para trabajar: Según la ley y en la media de los casos. Esto ya me parece inhumano, dedicar un tercio de tu día para que después te den unos papelitos de colores que si te pones a hacer cálculos te das cuenta que valen mucho menos que el tiempo que invertiste en producirlos.
  • 8 para dormir: Algo necesario para acomodar el cerebro, recuperar el cuerpo y estar listo para consumir todas esas energías en las 8 horas anteriores.
  • 8 de tiempo libre: Y acá permítame tomarme unos minutos para partirme de la risa. 8 horas de tiempo libre, esto de libre no tiene nada, porque de estas últimas 8 horas uno tiene que andar sacándole cachos para, por empezar, las funciones básicas para la vida como alimentarse, transportarse de un lado al otro, un tiempo que puede variar de minutos a horas diarias, ducharse, vestirse, limpiar la casa y la actividad que creo que mas tiempo roba, aunque la mayoría de la gente parece disfrutarla, consumir. Así de a poquito nos llega la noche y nos encontramos con la frase “Uh, mira la hora que es, se me pasó el día volando” entonces ya le va sacando trocitos a las 8 horas de dormir para terminar la jornada y empezar una nueva con unas ojeras que dan calambre.

Ya me dejé llevar demasiado por este tema así que voy terminando la entrada de hoy, y como siempre un consejo final. No desperdicie el tiempo que tiene y hágalo rendir, porque al fin y al cabo, es lo más valioso que necesita para aprovechar su vida.

1 comentario:

  1. voy a seguir repitiendolo... el día q podamos encapsular minutos y usarlos cuando querramos no vamos a llenar de guita... Claro q nuestra espectativa d vida va a bajar exponencialmente... Bah o seguira igual, segun el marco de referencia... no?

    ResponderEliminar