sábado, 21 de agosto de 2010

#17 - Priceless

LibreDeAlbedrio #017 - Priceless

Hay cosas que no tienen precio… Pero valen, y teniendo en cuenta que para conservar esos valores uno siempre termina obligado a pagar, a intercambiar esos papeles de colores por los que el mundo lucha, esos trozos impresos a los que la gente les da un valor superior, pero a fin de cuentas lo que vale es lo que sea que uno consiga a cambio de eso.

De todos modos, nuestras necesidades cotidianas, nuestros gustos y placeres, las actividades que nos gusta realizar en su mayor parte nos ponen de intermediario a esta vil barrera, catalizador de los más bajos instintos de la sociedad. Por eso hay que tener cuidado, ya que por más que uno tenga sus prioridades y sus valores ajenos al dinero, este último tiene la contaminante propiedad de transformarse en la prioridad principal como efecto colateral.

No se si puedo darle una sugerencia de como enfrentar a esta bestia, mi apreciado lector, pero en mi opinión lo que más ayuda es un objetivo claro y un abandono de la ambición. Ampliando el primero y minimizando el segundo usted podrá tomar sus decisiones más claramente y sentirse de algún modo, lo más cerca a estar libre de las monopólicas garras de este cáncer social.

2 comentarios:

  1. Muy profunda tu reflexión. Ojalá todos logremos ese fin superior que es el de ser felices y brindar felicidad a quienes nos rodean, con dinero o sin él.
    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juan Carlos por dejar tu opinión.
    Espero seguir viendote por acá.

    Saludos.

    ResponderEliminar